Con los dedos en mi culo



En una tarde normal así terminó la cosa como el título indica, con los dedos en mi culo. Me esperaba pasar un rato jugando a la consola pero al final terminamos teniendo sexo con mi colega en una tentativa de saber si yo era homosexual o no. Mi amigo me metió sus grande dedos en mi trasero y puede sentir como este se abrir a su paso, pero no fue el final porque terminamos teniendo sexo y me gustó más de lo que pensaba, pero descubrí que no estaba hecho para el sexo anal.

Videos porno gay: