Enculando al vecino en su cama



Para un gay no hay nada mejor que vivir en un edificio donde el vecino de arriba también pierda aceite, no tenga pareja y siempre esté preparado y dispuesto para recibir una buena penetración anal, este chico hace unos meses que fue a vivir aquí y rápidamente hizo amistad con su vecino, un chico que parecía tímido pero enseguida se dio cuenta que también era gay, se le notaba mucho la pluma, así que cuando se contaron el uno al otro sus gustos sexuales pensaron que porque no follar cada vez que les apetezca sin tener que salir del bloque, solo tienen que llamar a la puerta y un día en casa de uno y otro en la del colega, el recién llegado es quien más ganas tiene de meter su polla en el culito del tierno y lo visita a menudo, en su cama este se pone tumbado levantando sus nalgas y poniendo su ojete a su disposición y esperando que se la claven con mucha impaciencia, el otro no le hace esperar, le abre los cachetes del culo y se la mete toda por el año hasta los testículos una y otra vez hasta que se viene encima suyo.

Videos porno gay: