Follando con mi novio



Aquí, allí y donde sea, mi pareja me agarra y me la menea, no tiene vicio ni desperdicio el muy cabrón me la clava por mi orificio. No puedo parar de gritar y parece que mi culo va a estallar, quiero decirle que pare pero el muy cabrón no para de darme, me deja el culo bien abierto como si un camión me hubiera entrado y es que su picha es como un obús. Tiene una tranca tan grande que tuve que estar tres días sin andar después de esta cojida, no me podía sentar, pensaba que mi ojete me iba a estallar. Nunca más me dejaré dar por el trasero ni por este cabrón de camionero.

Videos porno gay: