Follando el culo del repartidor de pizzas



Hoy es mi días de suerte porque lo que me ha ocurrido es bastante increíble. Me he pedido una pizza para cenar y cuando me la han traído a casa me he dado cuenta de que no tenía un euro, me había dejado el monedero en el trabajo. La única cosa que se me ha ocurrido es decirle al pizzero si se lo quería cobrar en carne, y por sorpresa para mí ha dicho que sí. Se ha bajado los pantalones y me ha pedido que se la chupara, lo he echo encantado porque además era un chico bastante guapo, y luego me lo he llevado a la cama y allí hemos terminado follando en mi cama de matrimonio, primero él me penetró, pero luego se ha dejado dar por el trasero, por lo que al final me terminé follando al señor de la pizza.

Videos porno gay: