Mamando en casa de mi primo



El buen rato que pasé la tarde que me terminé acostando con mi propio primo. Después de pensar mucho aun no se como sucedió, pero lo único que recuerdo después de estar hablando y tomando un whisky juntos es que nos empezamos a besar, mientra yo le metía mi lengua dentro de su boca buscando la suya noté como me agarraba el trasero muy fuerte y eso me puso pinocho, y cuando nos acercamos pudo notar que mi rabo estaba muy duro y de inmediato se arrodilla, me baja la bragueta, y me saca mi verga y la empieza a chupar y cuando descubre la gran polla que tengo dentro de mis pantalones le veo la cara de sorpresa y apenas puede meterse mi polla dentro de su boca pero al final me hace correr y me encanta su mamada.

Videos porno gay: