Mamando la verga de mi chico lentamente



Me encantan las pollas, agarrarlas y sentir como la sangre sube por la misma mientras con mi mano la sujeto, las vergas al ir mamandolas se van poniendo más y más duras hasta que llega un momento que se ponen incluso caliente y en ese momento notas como algo está a punto de estallar. Yo a mi chico le hago unas mamadas suaves, y lentas porque así es como le gustan a él y como me gustan a mi y le hago gozar un montón porque solo en mirar sus ojos mientras tengo su tranca dentro de mi boca se que le estoy dando el mejor de los placeres del mundo y cuando logro que se venga y lo hace dentro de mi boca eso me da tanto placer a mi e me crea una ilusión que me pone muy cachondo.

Videos porno gay: