Tuve sexo gay masoquista por primera vez



Cuando me ligué a un chico muy guapo y me propuso ir a su casa a tener sexo juntos nunca habría esperado lo que allí iba a pasar, cuando llegamos todo parecía normal, en la salita bebimos un poco y nos besamos preparando lo que sería el polvo de después, los preliminares eran como siempre y nada hacía presagiar que luego ese chico sería un amante de los juegos sexuales duros, cuando me dijo de ir a la habitación yo ya tenía el culo que me hacía palmas pensando en la follada que tendríamos pero cuando entré me quedé helado, tenía todo tipo de cosas para el sexo duro, cinturones de cuero, cadenas, una silla con argollas para atar a una persona de pies y manos, látigos y demás, me quedé asombrado, el me comentó que si había probado alguna vez algo así y claro le dije que no, el me comentó que me gustaría, que no me haría daño, me desnudé y me ató en esa silla y así atado sin poderme mover comenzó a tocarme por todos lados, me hizo una mamada y me metía los dedos por el culo, pero luego sacó consoladores y pollas de goma y empezó a follarme el ano con ellos mientras me pellizacaba los pezones y me daba golpecitos en los huevos, tremendo, me dolía pero me gustaba así que lo dejé seguir, cuando se cansó de usar esos aparatos ya fue con su verga con lo que me folló el culo varias veces, joder que sensación y que experiencia más morbosa, de verdad que gocé como un perro con este sexo gay masoquista o como se llame.

Videos porno gay: